Publicidad

Otra vez síntomas de peligro

Las últimas dos sesiones parece que establecen dos ideas. En primer lugar que no hay nada concreto en relación a la situación de Grecia o la actitud de la UE frente a potenciales insolvencias. En segundo término que la situación del mercado confirma debilidad de fondo. Alta sobreventa, soporte,… pero no hay reacción al alza.

En este punto conviene hacer una reflexión. Es muy frecuente en las bolsas que se produzca una situación de incertidumbre y desasosiego perfectamente justificados (como puede ser la actual) coexistiendo con cierta firmeza en zona de soporte (cosa que de momento no se sabe). Tal circunstancia es un indicio de formación de suelo, lo que es lógico. Las manos fuertes van posicionándose, cuando el ambiente general sigue siendo de fuerte incertidumbre, con una visión a largo plazo que da el tener un conocimiento de la situación profundo y haber concluído que lo peor queda atrás. En estos momentos los problemas son de una dimensión enorme. Se habla de insolvencia en el seno de la UE, se ha planteado salida del euro de algún país, hay gobiernos en quiebra técnica y administraciones locales aún peor. Las noticias en este sentido van goteando poco a poco: ayuntamientos que no pagan facturas, o que se plantean despedir a funcionarios públicos, crecimientos insostenibles de la deuda, etc. Por otro lado ese riesgo palpable (a la vista de los datos de la contabilidad nacional) de impago coexiste con calificaciones de deuda todavía altas. ¿Quien lleva razón?.

El detalle de la situación no es objeto de planteamiento. Si habrá o no habrá default es una cuestión, pero si hay presión compradora con un número importante de analistas bien cualificados pensando en un futuro apocalíptico es la cuestión determinante para el análisis de los mercados. De momento los índices se aguantan, posiblemente con una reacción al alza a corto plazo y con un nivel de soporte que parece bien definido, pero si el rebote no se produce o se pierden soportes puede producirse otra avalancha de papel. Parece que estamos en una situación de equilibrio inestable previa a un movimiento de cierta importancia.

El Ibex 35, como otros indicadores estuvo débil ayer. La zona de soporte de los 10.000 sigue ahí. El nivel de los 10.000 es coherente con los niveles de soporte que se han alcanzado en un número importante de valores de alta capitalización pero conviene tener presente que la falta de empuje en el muy corto plazo indicaría una altísima debilidad de fondo. El escenario que parece razonable considerar es la posibilidad de un rebote a corto, pero si se pierde la zona de los 10.000 es probable que tengamos, de nuevo, sesiones de caída fuerte con alta volatilidad, además de que estaríamos en predisposición de mirar la zona de 9.000 como referencia. Conviene también tener en mente que la persistencia de los indicadores en zona de sobreventa sin que se produzcan rebotes de entidad es otro factor que indica tendencia bajista de fondo, y este fenómeno aparentemente está produciéndose.

VER ANÁLISIS COMPLETO CON GRÁFICOS

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *