Publicidad

Optimismo poco fundado

Los mercados, a pesar de dos sesiones al alza, siguen en una situación delicada. Hay cierto contraste entre los índices europeos y los norteamericanos. El deterioro en Europa es mucho mayor. En los últimos días se aprecia cierto sentimiento generalizado de que la caída ha sido un tanto exagerada, que la volatilidad está bajando, y que podría producirse una reacción al alza de cierta importancia, o incluso que la caída iniciada a finales de julio ha concluido. Pues bien, desde un punto de vista estrictamente técnico parece improbable que la caída haya concluido. Por otra parte, el hecho de que la volatilidad se relaje parece algo lógico, después de la fuerte subida que experimentó alcanzando niveles comparables a otras caídas bruscas.

dax
DAX

Los factores fundamentales que hay sobre la mesa son conocidos. La crisis de solvencia de los estados y el poco margen de maniobra de los gobiernos, parece que definen un marco que difícilmente va a cambiar. Incluso anunciándose nuevos plantes de estímulo del tipo quantitative easing parece improbable que vaya a aparecer un repunte. El mercado descuenta que más recompra de deuda tendrá implicaciones inflacionistas y poca repercusión en la economía real. Los mercados también informan de una desconfianza creciente en la eurozona, de una huída, también persistente al oro (a pesar de las llamadas a la cautela) y, por tanto, una búsqueda de la seguridad y de un repunte en los mercados que de momento es efímero.

A la vista de los gráficos es de esperar un comportamiento lateral a medio plazo, con riesgo de que la caída continúe aunque posiblemente de una forma más lenta de lo que se ha visto hasta ahora. Si nos fijamos en el Dax, se produjo una violentísima caída que parece frenarse cerca del 50% del tramo al alza previo, pero hay que tener en cuenta que el índice alemán dobló en algo más de dos años con lo que merece la pena tener en mente la idea de que el movimiento al alza iniciado en 2009 se ha agotado y que entramos en un proceso, en el mejor de los casos correctivo de los dos años y pico anteriores. Y es improbable que esa corrección se produzca en poco menos de mes i medio. Por lo tanto, en mi opinión, las especulaciones en relación a que la caída ha caído son cantos de sirena y en este momento no se puede apostar firmemente por subidas sostenidas.

Infineon
Infineon

En el mercado alemán hay valores con un fuerte deterioro como es el caso de Allianz, Infineon, o Henkel. Si bien el sector bancario ha tenido una caída tan grande que lo ha llevado a mínimos, o muy cerca de 2009. También hay un fuerte correctivo a valores industriales con claras figuras de vuelta a la baja como es el caso de BMW, Siemens, Daimler o Man. El mercado francés también está tocado aunque, en general, da la impresión de que hay algunos valores cerca de soportes. La situación sugiere, como se ha indicado ya, un comportamiento lateral o alcista a corto plazo pero con riesgo de que sólo sea una consolidación de la caída.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *