Publicidad

Las bolsas se ponen en suerte

Las bolsas van a desayunar con dos jarros de agua fría. En primer término los comentarios sobre la burbuja existente en los bonos. Tarde o temprano los problemas de la deuda y los de China estarán en primer plano. Una crisis de expansión de crédito termina afectando a la solvencia de los gobiernos y el guión sigue cumpliéndose, con sus matices, pero razonablemente bien. La otra noticia negativa es la subida del tipo de descuento por parte de la FED, en mi opinión más un gesto que otra cosa, pero que podría ser un catalizador suficientemente poderoso. El efecto ha sido inmediato en el dólar y en los futuros.

En líneas generales los gráficos transmiten que hay un fondo de debilidad, es decir, que podemos tener un mercado lateral o bajista a medio plazo. En segundo término parece que se alcanzó un primer objetivo en la caída pero la reacción posterior está siendo débil y esto añade algo más de debilidad a la estructura. En caso de que no se produzca una reacción al alza a corto plazo tendríamos la confirmación de un entorno muy débil y un mercado que podría, de nuevo, volver s caer con fuerza y ser muy volátil

En las últimas sesiones el escenario propuesto se ha ajustado a lo sucedido razonablemente bien. Hemos tenido unos movimientos al alza muy tímidos y el tiempo ha trascurrido sin que hubiera indicios de dinero presionando al alza. Algunos valores han superado resistencias menores y otros no pero, en general la clave podría encontrarse en las próximas tres o cuatro sesiones.

El Ibex 35 reaccionó ayer al alza por dos valores: Telefónica y Repsol. El escenario expuesto anteriormente obliga a observar que sucede en el momento en que se alcance un nivel de sobrecompra, cosa que ya está sucediendo o está muy cerca. Como puede apreciarse en el gráfico la primera zona de resistencia está situada en los 10,750. La debilidad en las próximas sesiones abre la posibilidad de pérdida del nivel de los 10.000 o de un comportamiento lateral. Al existir unas estructuras débiles y claras figuras de distribución, la debilidad a muy corto plazo puede anticipar unos mercados en una situación delicada. A corto plazo hay riesgo de que volvamos a ver la zona de los 10.350.

VER ANÁLISIS COMPLETO CON GRÁFICOS

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *