Publicidad

La confianza en una solución bajo mínimos

En el ambiente profesional que rodea a los mercados de valores continúa en el desánimo más absoluto. No se negocia, no se gana y muchos han tirado la toalla. Personas que habían dedicado su vida a esto han abandonado y otros muchísimos se lo están pensando. Hay auténticos dramas entre los profesionales de las bolsas actualmente. El que no ha tirado la toalla pasa por un desagradable periodo. El desánimo, ese no ver la luz al final del túnel parece hoy, en España, un sentimiento generalizado, desgraciadamente con razón. Hoy martes, con el Ibex 35 y el euro cayendo a plomo, la verdad es que no se le ve fin a este via crucis. Leer las cifras de dinero necesario para reflotar a cajas pequeñas y da vértigo porque es una pequeña muestra del monto total que va a hacer falta. Parece que vamos cubriendo etapas de una crisis, pero cuando la situación parece insostenible llega otro nuevo mazazo. Ahora viene el saneamiento del sistema financiero y el desmontaje del tinglado de las cajas, o eso quieren hacernos creer, que nunca se sabe. La verdad es que el tinglado de las cajas no se aguanta hace tiempo pero es que se acabó el dinero para mantener ya ningún tipo de tinglado y en España hay un montón de ellos. Nadie, con un poco de criterio, tiene la más mínima fe en la clase política.

El euro es el barómetro de la situación y de nuevo tenemos un panorama peor que feo. Se vuelve a cotizar en mínimos del mes.

sm1

El gráfico del euro dólar muestra una altísima volatilidad y un mercado que parece estar, como todos, fuera de control. El nivel de mínimos de diciembre de 2008, que podría haber servido de soporte, se ha perdido, no hay referencias. Lo único que tenemos es intentar poner un objetivo a la caída. El mercado está roto, la situación parece dramática pero no es suele ser ese el momento de ponerse cortos sino de realizar cortos y quedarse fuera. En mi opinión el gráfico está avisando de la posibilidad de que el movimiento haya cubierto su objetivo. Ahora bien todo esto no implica pensar en un movimiento al alza de inmediato. Las sesiones con fuertes sacudidas pueden continuar y, quizás, lo que más interesa de este mercado es que muestra de forma clara que los problemas en la eurozona están más vivos que nunca.

VER ANÁLISIS COMPLETO CON GRÁFICOS 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *