Publicidad

Inflexión

A veces uno intenta averiguar qué está pasando. Transcurridos unos días la situación se aclara. Con la economía y la situación de los mercados ha pasado esto, o casi. La abrupta caída, el desplome de los bancos, la subida del spread y los cds y el ambiente mostraban claramente que algo gordo pasaba. El desplome del euro era otro factor. Las tensiones en las últimas sesiones han sido tremendas.

En primer término la insolvencia de España o la necesidad de ayuda podrían haber generado un efecto dominó que acabara tumbando la moneda única y desestabilizando a Europa, América e incluso a China. Por esta razón las presiones de los últimos días recibidas por el ejecutivo español han debido de ser enormes. El resultado es un conjunto de medidas que parecen inconexas y desesperadas pero que van encaminadas a reducir el déficit y, sobre todo, vienen de fuera. Enlace interesante sobre la cuestión: Por qué España no debe quebrar.

Desde el punto de vista del inversor o especulador parece que la situación se aclara, al menos parcialmente. En caso de un posible default, plan de ayuda, intervención o lo que fuera, entraríamos en claro riesgo de explosión del euro. En tal caso la fuga en España y otros países periféricos agudizaría la crisis. Esto es muy probable que haya pasado y que esté sucediendo a muy pequeña escala.

Para salvar la situación es necesario que se lancen señales que den a entender que el déficit se controla y, por otro, que va a haber posibilidades de refinanciación. De ahí los bruscos movimientos de ayer al hablar Trichet.

El inversor o el ahorrador puede estar algo más tranquilo, de momento el euro se mantiene, la inflación no nos va a comer (por ahora) y hay algunas cosas donde elegir. El ciudadano es otra cosa, tiene motivos serios para enfadarse, y mucho.

La cuestión es: ¿Hemos llegado a un punto de inflexión?

En primer término tenemos a un gobierno zombi y hay quien apuesta por un gobierno de concentración. En cualquier caso la situación política entra ya, definitivamente, en un proceso de agonía irreversible. La operación de lavado de imagen con el cambio de ministerios y Rubalcaba como vicepresidente ya está olvidada, las elecciones autonómicas catalanas constatan la falta de apoyo del ejecutivo. En cualquier caso la situación política es extremadamente compleja y no puede comentarse a vuelapluma pero la conclusión final es que el gobierno o cae en los próximos meses o entra en una fase terminal (posiblemente menos dañina de lo que pudiera ser debido a las claras presiones que vienen de fuera).

En segundo término los problemas no han concluido. Falta el saneamiento de las cajas y puede que a corto plazo comience a enfocarse el problema mucho más en serio que ahora. Se habla de que hay dos cajas con problemas muy importantes y son ‘nuevos’ problemas. De momento es un misterio pero el ruido suena. ¿Es esto lo que desencadenó la caída de la deuda?. Pues ni idea pero puede ser un ‘además de’. El saneamiento de las cajas es una asigunatura pendiente: enlace sobre esta cuestión: El fracaso de las fusiones de cajas

El inversor medio y pequeño sigue fuera. Está más preocupado por otras cosas. Además las entidades están a la caza del cliente como nunca. Hay una agresividad tremenda, no se respetan ya las maneras, al menos en algunos sitios.

ib1

Volvamos a la cuestión central que es si hemos llegado a un punto de inflexión o no. En mi opinión puede que sí. Flota en el ambiente una catarsis latente, se comienza a hablar claramente de los problemas reales y sus soluciones. Se acabó tirar el dinero o crear opinión o distraer a base de talonario, porque sencillamente no hay dinero.

En estos momentos el IBEX 35 vuela en una respuesta volátil a una caída abrupta, cosa que necesariamente no es buena señal, pero al menos la caída se ha detenido un poco antes de perder los 9.000. De momento es pronto para apostar por un cambio de tendencia, porque la resaca puede continuar algo más,  pero parece que estamos más cerca de lo que podría ser una oportunidad de hacer cartera.

Publicidad

One response to “Inflexión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *