Publicidad

Hay una tímida reacción al alza que podría continuar

En los últimos días se están pudiendo leer comentarios bastante sensatos sobre los males de la economía española. Estos análisis y artículos identifican el origen del problema: una estructura económica muy desequilibrada con una clarísima ausencia de exportaciones de alto y medio valor añadido. Solamente hay un problema, este análisis solo lo he visto en medios extranjeros. Hacer un diagnóstico no es difícil, diseñar una solución tampoco, realizarla es extremadamente complejo. La calle aún no es consciente del enorme problema y que después de décadas haciendo las cosas al revés es muy difícil tener fe en que se va a iniciar el camino correcto. Estas cuestiones no se pueden analizar a vuela pluma en unas cuantas líneas y, en mi opinión, ahí están las claves de una recuperación, algo que ahora parece imposible, no a corto plazo sino a largo. Mientras tanto los mercados acusan una inestabilidad enorme en los últimos días. El spread de la deuda española está en máximos, el comportamiento de las bolsas sigue siendo mucho peor y a esto se añade un ambiente muy revuelto en Europa. La guinda la pone el análisis del Banco Mundial calificando a la situación española de “muy grave”.

 ope

Las bolsas han continuado débiles aunque se trata de una caída que aparentemente pierde fuelle. la volatilidad ha sido alta, sin embargo no se han producido caídas a plomo. Por otra parte si el inversor final estaba ausente y se habla de un importante porcentaje de operaciones automáticas en los últimos días parece que esto ha ido a más. Por lo tanto es importante saber que estamos en una fase de desánimo, pero esto no conlleva pensar en alzas a medio plazo. La vuelta a la ‘normalidad’ puede llevarse su tiempo.

El Euro esta vez se muestra con la escala invertida. Pues bien tanto si se invierte ésta como si no se ve un fortísimo rally al alza del dólar después de la corrección que se produjo entre febrero y abril. En las últimas semanas se ha producido un nuevo intento pero parece prudente pensar en la posibilidad de una corrección. La clave podría estar en el nivel de los 1,2080. Aparentemente el dólar parece ya perezoso, con dificultades en la zona de los 1,1970.

 

VER ANÁLISIS COMPLETO CON GRÁFICOS 

Publicidad

One response to “Hay una tímida reacción al alza que podría continuar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *