Publicidad

Expectativas, devaluaciones y riesgo país.

El ambiente confuso de las últimas semanas no debe ocultar lo que parece bastante probable:

En primer término independientemente de lo hecho en términos de Quantitative Easing, la Reserva Federal ha estado manejando expectativas. La escuela de expectativas racionales sigue estando en plena vigencia después de la desaparición del señor Greenspan así que mejor interpretar los anuncios, intenciones y demás señales que hacen los bancos centrales mirando los efectos de tales y no analizando las declaraciones en sí.

En segundo término la guerra de divisas no es más que otro paso en la evolución de la crisis. Especialmente los norteamericanos han hecho un uso intenso de la devaluación para salir de situaciones parecidas, nada nuevo. Lo que parece claro es que parece poco razonable que todos quieran que los demás les saquen del atolladero. Al final de todo esto está la divisa y eso implica que a largo plazo los problemas de inflación pueden surgir, no así a corto.

Por último: El sentimiento del inversor internacional en relación a España (ver gráfico) sigue deteriorándose.

IBEXDAX

En palabras sencillas el gráfico muestra el rendimiento de 100 euros invertidos en la bolsa alemana y la española desde noviembre de 2008 hasta nuestros días.

Centrándonos en el detalle se aprecia que no hay discriminación, lo que huele a España no se quiere. A pesar de que muchísimos blue chips generan su negocio fuera de nuestras fronteras las acciones no tienen atractivo alguno.

El siguiente gráfico muestra la diferencia entre el rendimiento del mercado alemán y el español, con una clara tendencia a ampliarse, al menos de momento.

 spread

Si hubieramos comprado DAX y vendido en corto IBEX con la misma cantidad de dinero tendríamos el gráfico anterior.

Malos indicios y, lo peor, ninguna solución en el horizonte. Parece que hasta los optimistas se han deprimido, al menos en España.

Publicidad

One response to “Expectativas, devaluaciones y riesgo país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *