Publicidad

De mal en peor, ahora Hungría

El panorama, en los últimos días, parece aún más apocalíptico. Si quisiera hacerse un esfuerzo por poner un titular más negativo en la prensa española sería muy difícil. La deuda española no la quiere nadie. La cacareada reforma laboral no generará empleo (y esto es sabido que no es una política con efectos inmediatos a corto plazo). La huída de capitales se comenta ya abiertamente. Ahora salen a la luz varios temas que llevan un tiempo en segundo plano pero que pueden dar una vuelta de tuerca más:

– La cuestión de las renovables, un problema que viene de atrás y que puede dar muchos disgustos
– Los problemas en las pymes que generan un agujero del 100% de lo prestado

 

 

 ccc

 

 

 Mientras tanto el diferencial de la deuda española con relación a Alemania sigue escalando posiciones y se plantea la salida de Grecia de la eurozona y un plan de reestructuración de deuda. Hablando en concreto sería una salida del euro, devaluación inmediata del 15%, (eso dicen pero yo creo que sería bastante más) y una rebaja de un 50% en el principal. Ni que decir tiene que si se cae en una trampa de la deuda (los servicios de al deuda crecen tanto que solamente se financian con más deuda) no habría otro arreglo y no parece que estemos muy lejos de eso. De nuevo tendríamos un proceso en cascada y un final incierto en este asunto.

Lo último son los riesgos de default en Hungría y rumores de pérdidas debido a operaciones con derivados en algún banco francés. En relación a los riesgos de default en algún país de fuera de la zona euro hacía tiempo que no se comentaba nada, pero la situación no ha cambiado en absoluto. Ahora Hungría dice que sí, que ha falseado datos. En tiempos ya se hablaba de Hungría pero algunos otros países, como Polonia, tienen un cuadro macro macro complicado.

Desde un punto de vista macroeconómico, por tanto, el panorama es desolador. El euro ha hecho nuevos mínimos al producirse los rumores mencionados (Hungría y Francia), sin embargo, conviene observar el gráfico para detectar que la volatilidad y la incertidumbre de los últimos días no ha ido acompañada de una presión vendedora anormalmente fuerte. A la vista del gráfico conviene tener en mente la posibilidad de una reacción al alza, con todas las reservas. La figura en curso, muy parecida a lo que están haciendo algunos índices de renta variable, podría estar indicando agotamiento de la caída. La superación de los 1,2330 sería un primer indicio de reacción al alza. Conviene tener presente que a pesar de una escalada en el tono y profundidad de la información en relación a la crisis no hay un fuerte desplome, a excepción de la sesión de hoy.

VER ANÁLISIS COMPLETO CON GRÁFICOS 

Publicidad

One response to “De mal en peor, ahora Hungría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *