Publicidad

CAMBIO DE AIRES

Llevamos ya varias sesiones con un ambiente algo diferente. Los mercados han cambiado. La bolsa española ha experimentado un fortísimo tirón muy difícil de prever pero motivado por una posible salida a la situación de estancamiento en que estábamos.

La bolsa española se ha comportado sensiblemente mejor que el resto de los mercados debido a una reducción de la prima de riesgo soberano. Ya sea porque el fondo de rescate europeo compraría deuda española o por la reestructuración de las cajas de ahorro, todo ello mezclado con el desembarco del fondo soberano chino y otros detalles (que si colocación de Portugal, etc…) la cuestión es que el mercado al final comienza a descontar un fin en un horizonte razonable de uno de los grandes problemas españoles: las cajas.

Por otro lado se aprecia que los inversores están cambiando de preferencias. Valores que habían tenido hasta ahora un comportamiento brillante y con fuerte tendencia como es el caso de Adidas, Basf, Henkel, Bayer, Man o Thyssen Krupp o han corregido o parecen sugerir figuras de vuelta. En algunos casos cabe la posibilidad de que la caída haya cubierto objetivos, como es el caso de Adidas, y en otros aún la ruptura no parece clara pero el quid de la cuestión es que éstos valores que lo han hecho bien los meses pasados parece que han entrado en un proceso correctivo y que las preferencias de los inversores van en otra dirección.

Si miramos los gráficos de Deutsche Boerse, Deutsche Bank, Allianz o Axa veremos que parece que el sector bancario, financiero y asegurador parece que comienza a a captar interés.

El fuerte peso del sector bancario junto con el hecho de que España ha estado (y está) en el ojo del huracán, ha generado un fuerte movimiento al alza del índice, motivado por los bancos, con un alto volumen el viernes pasado. Pero parece razonable que el espejismo del FROB II, de la aparentemente inquebrantable voluntad del gran timonel de arreglar el tema de las cajas y de la presión de las supuestamente altruistas potencias extranjeras se quede un poco al margen.

Los valores industriales alemanes agotaron su movimiento al alza y parece que han iniciado un movimiento correctivo en el que no hay especiales razones de una caída severa. De momento la corrección tiene un alcance incierto. Simultáneamente el dinero ha ido a buscar otras cosas que, a priori, tienen todavía margen al alza.

De momento conviene no caer en la trampa de pensar que esto se va y que hay que subirse al carro de las alzas. Los problemas siguen siendo tremendos y el movimiento parece que, de nuevo, ha sido debido a manos fuertes, es decir, trading de profesionales con información que no son los que generan movimientos suaves en tendencia.

En mi opinión parece más razonable seguir mirando a Axa, Allianz, Deutsche Bank o Deutsche Boerse que intentar subirse en Bankinter. Tiempo habrá.

bkt

En el gráfico puede apreciarse como en el caso de Bankinter las alzas se han parado en la directriz bajista, no hay figura de vuelta al alza (al menos tan clara y contundente como debería esperarse después de un movimiento a la baja como el que se ha producido) y el movimiento de las últimas sesiones ha sido muy rápido. Parece que puede haber dudas a corto plazo. El valor no da malas señales y posiblemente es un buen valor a poco que las bolsas vuelvan a tener algo de confianza pero parece prudente esperar. En las próximas sesiones veremos si es capaz de aguantarse por encima de los 4,50, algo que sería una buena señal.

Publicidad

One response to “CAMBIO DE AIRES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *