Publicidad

Algo no encaja y II

Como comentábamos en el otro post las dificultades de establecer un criterio que sea homogéneo en las anteriores crisis bursátiles es enorme.
En el primer gráfico puede verse el PER del mercado (estimaciones del S&P 500) desde 1881. Se aprecia con claridad la euforia de los años 30 y la tremenda sobrevaloración en 1999, que superó por mucha diferencia los máximos antes conocidos. Se ha producido una drástica caída del PER en los últimos años, pero no se ha tocado la parte inferior de la banda. De hecho en lo peor de la crisis bursátil el PER se situó en un nivel intermedio. La media de toda la serie de datos es 16,4 y la mediana 15,8 sin embargo el mínimo en marzo de 2009 se sitió en 13,3 cuando en la crisis de los 70 se situó ligeramente por encima de 7.

per

El dato mostrado es el promedio de los 10 años previos ajustados de inflación y se llama CAPE o PER cíclicamente ajustado. Más información aquí.

El comportamiento del PER tiene similitudes con el de las series deflactadas y con el ratio Dow Gold. Hay quien postula que tras una sobrevaloración fuerte viene una infravaloración fuerte. En la crisis de los 30 el pico máximo fué seguido de una caída más brusca que en el caso de los 70. En 1999 – 2002 batimos todos los record de sobrevaloración lo que, para algunos, abre la posibilidad de ver un PER por debajo de 5. Estaríuamos hablando de un tramo a la baja comparable al 2007-2009 en precio. Dios no lo quiera.

El siguiente gráfico muestra los mismos años de historia para la rentabilidad del bono a 10 años. De nuevo aparece la ‘anomalía’ de los años de altos tipos. El objeto de mostrar este gráfico es contextualizar el estudio posterior.

bono10

Los tipos han ido normalizándose poco a poco pero, a la vista del gráfico, parece poco razonable el sentimiento general de que la rentabilidad va a estar tan abajo mucho tiempo. Estamos en niveles anormalmente bajos y parece que solo hay margen al alza, lo que no es necesariamente perverso.

El siguiente paso es el conocido cálculo de dividir la rentabilidad de un bono o la letra por el inverso del PER del mercado lo que daría una idea de lo caro, o barato, que está el índice en relación a la deuda.  La inversa del PER es una rentabilidad y, de este modo, la comparamos con la de la renta fija debido a que existirá una tendencia a mantener una prima de riesgo más o menos estable a lo largo del tiempo. Veamos el gráfico.

pertir1

El gráfico anterior detalla los últimos años, desde 1977 hasta 2011 y muestra la sobrevaloración de 2002, nótese que no en 1999 sino más tarde ,debido a la brusca caída del beneficio. Después de produjo un paulatino abaratamiento  que aparentemente es muy importante en relación al periodo bajo estudio. Veamos un gráfico con un periodo mucho mayor donde se aprecian diferencias notables.

pertir2

El abaratamiento puede ser importante en relación a los años de tipos altos pero no a los de tipos bajos.  Actualmente estamos ligeramente por debajo de la mediana de la serie, que vale 62 aproximadamente, pero hay margen de que caiga más y el ajuste se produciría vía ajuste en precios y no en tipos debido a que difícilmente pueden ir más abajo. De todas las lecturas es el ratio PER TIR el que nos da una visión algo más favorable. Según este criterio el mercado no está caro. El problema es que un bono a 10 con un nivel más lógico que son 2 o 3 puntos por encima de la inflación, es decir 6 o 5% de TIR mínimo y ello conlleva que el ratio con los niveles de PER actuales se nos iría a 100. Como conclusión el credit crunch puede distorsionar la lectura y la corrección que podríamos hacer nos lleva a que tampoco estaría barato el mercado desde este punto de vista.

Para finalizar observemos el ratio Q de Tobin y el gráfico que ofrece dshort. El ratio Q es la relación entre la cotización y el valor de reposición de los activos. Un gráfico con datos históricos da una idea del nivel de sobrevaloración o infravaloración.

ratioq

Dshort periodicamente actualiza el gráfico y hace análisis serios sobre la cuestión.

De nuevo lo mismo, sobrevaloración que según Dshort es de un 36% en relación a su media aritmética. El gráfico vuelve a repetir la pauta que hemos visto por varios procedimientos y confirma los temores. ¿Queda otro movimiento a la baja importante?. A la vista de los datos analizados, y del análisis efectuado, que en mi opinión es razonablemente riguroso, hay un riesgo palpable de que al mercado le quede un tramo correctivo importante. Otra cuestión es si va a tratarse de un movimiento lateral o de una caída brusca, eso nadie lo sabe.

Y el resumen de todo esto es el gráfico de dshort en que se aprecia la serie deflactada junto con el ratio Q.

ratioq2

En conclusión: prudencia y estemos vigilantes a los indicios de euforia como la proliferación de opv en el mercado norteamericano, las subidas con volatilidad en el mercado alemán y cosas de este tipo, puede haber pendiente una caída de importancia.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *